Menu
Tendencias Nupciales

Seating plans con encanto

El seating plan es el mapa de cómo se han distribuido las mesas y los invitados en el banquete. Sin embargo, esta información tan útil y necesaria se ha convertido en otro de los detalles ha tener en cuenta para nuestra boda. Lo primero porque debe estar integrado con la atmosfera y el estilo decorativo del enlace y lo segundo porque es importante cuidar cada uno de los detalles para sorprender y ayudar a los invitados a sumergirse en el mood que hemos creado para el enlace que no es otro que la personalidad de los novios, la nuestra.

Esta información seguro que va a ser consultada por los invitados, es una información necesaria como parte del protocolo, por eso es importante cuidarla y hacerla partícipe del resto de los elementos decorativos. Además, han evolucionado enormemente y han saltado de los caballetes más clásicos de hace unos cuantos años a verdaderas piezas creativas que trascienden su función. Son una forma divertida y original de comunicarnos con nuestros invitados.

Si la boda la hemos celebrado en un entorno natural como un bosque podemos recurrir a materiales como la madera que siempre aporta calidez, con una decoración floral que haga un guiño a los colores del entorno, también siguiendo los tonos de la estación. Los podemos colgar de una rama o aprovechar para crear un rincón cargado de velas o lámparas.

Si el enlace se lleva a cabo, por ejemplo, en una bodega, las botellas y las barricas pueden ser el hilo conductor. Desde botellas en las que se incluyen los nombres de los comensales de cada mesa, a botellas que se convierten en lámparas que llamaran la atención de los invitados, junto a las que encontraran los listados.

Del mismo modo, si la ceremonia se celebra en la playa, los elementos marinos como estrellas de mar, caracolas, conchas serán perfectos ya sea como motivos decorativos o para escribir en ellos los nombres de los invitados. Podemos colocarlos sobre alguna superficie decorada con hojas de palmera o bien colgarlos, todo depende de nuestras preferencias.

También podemos aprovechar para hacer un guiño a uno de los novios si es de fuera, si os habéis conocido en el extranjero o sois unos viajeros empedernidos para hacer referencia a esa parte de la historia de la pareja. Mapas del mundo, objetos que recordamos a un país concreto como fruta, chocolate, logos de las estaciones de metro…cada historia tiene sus motivos, sus detalles, solo es encontrar el que mejor habla de vosotros.