Menu
Tendencias Nupciales

Bodas de otoño: inspiración para la decoración

Las bodas también son para el otoño, una época con una luz muy especial. El sol es aún brillante, pero no incómodo por el exceso de calor, y a eso se le añade la belleza cromática de los paisajes que toman tonalidades como el rojo, el naranja o el ocre. Todo parece invitar al romanticismo y los detalles de nuestra boda deben dar buena cuenta de ello.

La decoración puede inspirarse en esta estación con referencias a la madera, los frutos del otoño y las variedades cromáticas de los bosques.

En una época en la que las hojas son las grandes protagonistas, se pueden utilizar no solo como detalles vegetales decorativos en forma de centros, también para que formen parte esencial de los motivos de la ceremonia, como un lugar en el que dejar reposar los anillos, o utilizarlos como cartelería.

Los troncos pueden convertirse en unos asientos improvisados para una ceremonia al aire libre que incluso nos permiten ser decorados para los novios con motivos florales o lazos de tela. También podemos introducirlos para crear diferentes ambientes o presentar obsequios.

La madera es un material cálido y acogedor que posee la capacidad de crear intimidad, por eso nada mejor que mostradores, mesas, bandejas de madera natural sin teñir que se combinarán a la perfección con la temática.

En la mesa no podemos olvidarnos de los contrastes entre los frutos rojos del bosque, las flores anaranjadas, y las hojas verdes de los helechos, las piñas y el musgo, acompañadas por la calidez de las velas que con su luz matizada hacen aun más íntima la boda. 

Si optamos por realizar el banquete al aire libre en un entorno natural, ¿por qué no incluir sobre la mesa frutas con este abanico de colores otoñal como el higo, la granada, las moras, los arándanos amarillos y pequeñas calabazas siempre combinadas con flores?  También podemos escoger una fruta para marcar las mesas con el número y darle un toque original con los detalles.

Además, si queremos una boda otoñal es ideal incluir esta inspiración en otros detalles como el ramo de la novia, a modo de  sutiles motivos en el pelo o el vestido y hasta en el pastel para contribuir a crear un ambiente mágico en el que la luz tenue de los atardeceres encienden aun más el hechizo. 

¿Alguien más de por aquí enamorado de las bodas de otoño como yo?